Los Sarcófagos de Karajía

A la mitad de un peñasco y asomadas al precipicio del barranco de Karajía, provincia de Luya, están estas enigmáticas figuras prehispánicas de más de 2 metros de altura, obra de los Chachapoyas con 5 siglos de antigüedad, pero apenas descubiertas en 1985.

Los sarcófagos son mucho más que formas antropomórficas que se distinguen a la distancia. Representan un símbolo de lo que creía esta civilización pre-inca sobre la vida y la muerte, pues guardaban cadáveres momificados de personas importantes que según la tradición Chachapoyas, vivían aún después de fallecer.

Estos hombres y mujeres creían que el sujeto momificado debía tener un descanso eterno imperturbable, y que dejaba de existir definitivamente si su cuerpo era destruido. Por eso estas asombrosas tumbas fueron creadas y colocadas en tan difícil sitio de reposo. 

En total son 6 los Purunmachus que están en mejor estado (“hombre antiguo”, en quechua), nombre local que se le da a estos vestigios, cuya imagen está impresa en la colección de las nuevas monedas de un sol.


¿Qué ver y hacer en los Sarcófagos de Karajía?

Montar a caballo. Podrás llegar a los sarcófagos desde el poblado de San Miguel de Cruzpata caminando o paseando sobre un caballo alquilado, algo que hará más emocionante la aventura. 

Explorar la caverna de Quiocta. Aunque no está dentro del perímetro de los sarcófagos, la cueva de Quiocta es un lugar de interés siempre explorado por estar en la vía que conduce a los enigmáticos ataúdes, desde Chachapoyas. Ambos atractivos turísticos solo están separados por 23 minutos de recorrido en auto (10 kilómetros). 

Visitar el museo. En el inicio del sendero que conduce a los sarcófagos hay un modesto museo con calaveras, artesanía, huesos y otros elementos Chachapoyas hallados en los alrededores de las tumbas. 

Comprar souvenirs. En el inicio del recorrido hacia el antiguo cementerio venden bonitos y coloridos souvenirs artesanales. 

Aprende todo sobre los sarcófagos. Mientras conoces el lugar , seguro querrás saber más de ellos. ¿Cómo es que fueron colocados a esa altura? ¿De qué están hechos? ¿Qué significan sus decorados? No puedes regresar a casa sin que todas tus preguntas sean respondidas. 

Tener recuerdos fotográficos. Comenzarás a ver paisajes pintorescos desde la caminata que conduce al barranco Karajía, perfectos escenarios para tomar y llevar recuerdos fotográficos. Los “guardianes de la muerte” también podrán ser fotografiados. 


¿Cómo llegar a los Sarcófagos de Karajía?

Desde Lima y Cajamarca salen vuelos directos al terminal aéreo de Chachapoyas, una distancia de 1222 km. 

Una vez en la capital de Amazonas se puede pagar un tour turístico (recomendado) hasta los sarcófagos, un viaje de más de una hora y 43 kilómetros que incluye comida, guía, botas y transporte. Estas operadoras incorporan al paseo la visita a la caverna de Quiocta, con sus estalactitas, estalagmitas y osamentas humanas.

Para ir por cuenta propia se debe abordar un bus desde el terminal de Chachapoyas hasta la provincia de Luya, un viaje de 31 kilómetros (55 minutos), donde se tomará otro colectivo que alcanzará 13 kilómetros después a San Miguel de Cruzpata, distrito de Trita. Allí comienza la aventura hacia Karajía, a donde se llega en 20 minutos caminando. 

Recomendaciones

—Contratar un guía. Además de explicar qué son y para qué sirven los monumentos, un guía te hablará de la fascinante cultura Chachapoyas, también creadora de otro emblemático lugar arqueológico como la fortaleza de Kuélap.

—Vestir adecuadamente. Todo el paseo comprende rocosos caminos de tierra, por lo que será mejor llevar zapatillas, ropa cómoda, impermeable (por si llueve), repelente, gorro y lentes de sol. 

—Llevar binoculares. Los sarcófagos están lejos del alcance de los visitantes, en la mitad de un rocoso cerro, por lo que serán necesarios unos binoculares para detallarlos. 

—Pensarlo mejor si se llevará niños. A menos que estén grandes y disfruten de la arqueología y de la historia, los sarcófagos quizás no resulten divertidos para los niños por estar lejos de su alcance. Además, el recorrido para llegar a ellos es largo y agotador.

—Llevar agua y dinero efectivo. Guarda en una mochila agua o cualquier otra bebida hidratante, pues en el recorrido se transpirará mucho. Todos los servicios se pagan con dinero en efectivo. 

Todo lo que necesitas para tu viaje a chachapoyas en una sola Guía

Ver todos los lugares turísticos

Mira aquí la lista completa de lugares turísticos de chachapoyas

Ver Información General

Toda la información que necesitas sobre chachapoyas